martes, 2 de mayo de 2017

''Creatividad literaria"

He de decir que siempre me ha fascinado la historia porque hasta de un árbol se puede contar algo; ya sea uno recién plantado o de mil años, todo tiene un pasado.
Cuando era pequeño siempre le preguntaba a mi abuelo que de dónde venimos, que cómo hemos llegado hasta aquí, y le pedía que me enseñara fotos de cuando él era joven.
Él siempre me contaba una de sus muchas historias, como la de mi bisabuelo, un soldado francés que tras la guerra vino a España buscando una vida mejor; o sobre cómo conoció al amor de su vida, mi abuela, o el nacimiento de su primera hija, mi madre.

Por eso cada vez estoy más  convencido de que debo dejar algo de mi pasado, por si alguien se pregunta como fui yo, al igual que yo me he preguntado como eran otros; y esa es la única razón por la cual he decidido dejar esta cápsula del tiempo junto  con esta carta que explica el significado de cada una de los objetos que contiene.

En primer lugar, el objeto que con el que más me identifico es mi camiseta de baloncesto favorita y, no solo porque es mi deporte preferido y es la de uno de mis ídolos, sino porque fue el primer regalo que me hizo mi primera novia, se trata de la persona que más me ha marcado desde muy joven.
En segundo lugar mi corbata favorita, un regalo de mi abuelo cuando tenía doce años, y ésta se convierte en un objeto tan especial porque en mi familia se dice que una vez que llevas corbata  empiezas a dejar la niñez para dar paso a la edad adulta.

A continuación está el primer dibujo que me hizo mi hermano cuando éste tan solo tenía tres años, se trata  del dibujo de nuestra familia, y en el mismo  se ve reflejado desde la inocencia de mi hermano pequeño el vínculo que tenemos, a mi me retrató como un chaval fuerte y muy alto y con mi balón.
No quiero dejar en el olvido a  mi balón de baloncesto firmado por todo mi antiguo equipo, para mi este balón es como si tuviera  vida y cuando lo miro todavía puedo escuchar nuestro grito de guerra antes y durante los partidos a la señal de nuestro  entrenador.

Por ultimo, no podía faltar en esta maravillosa vuelta al pasado  mi armónica, el objeto con el que posiblemente más tiempo haya pasado, desde mis primeras notas agudas y chirriantes, que todo el mundo se espantaba de oír,  hasta  las primeras canciones que con el tiempo he conseguido aprender gracias a muchas horas de entrenamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario